Actualidad

De Miguel: “animo a los Amigos del Museo de Bellas Artes en este inicio de andadura para hacer cosas grandes”

Oviedo, a 5 de noviembre de 2019.- La presentación oficial de la Asociación de Amigos del Museo de Bellas Artes de Asturias contó con la intervención de Nuria De Miguel, directiva de la Fundación Amigos del Museo del Prado, el 5 de noviembre de 2019, en la sede de la institución.

De Miguel realizó una presentación sobre los objetivos y actividades de la Fundación Amigos del Museo del Prado en la que declaró que “animo a los Amigos del Bellas Artes de Asturias, en este inicio de andadura, para hacer cosas grandes”.

La Fundación Amigos del Museo del Prado nació, en 1980 con 300 socios y veinte años después supera los 40.000.Cuenta con 25 personas trabajando profesionalmente y decenas de voluntarios. De Miguel habló de la importante tarea educativa de los Amigos diseñando cursos y talleres para el público infantil, adolescente o adulto; en castellano o en otros idiomas.

En la presentación, Alfonso Martínez, presidente de la Asociación de amigos del Museo de Bellas Artes de Asturias animó a todos los presentes a hacerse amigos del museo y a “preguntarnos qué más podemos hacer por el arte y la cultura en Asturias”.

Por su parte, Alfonso Palacio, director del Museo de Bellas Artes de Asturias, comentaba el nacimiento de la asociación de amigos de la gran pinacoteca asturiana, que fue presentada en sociedad en el Palacio de Velarde con gran afluencia de público y la presencia del director general de Cultura y Patrimonio del Principado, Marín López-Vega, y el concejal ovetense, José Luis Costillas. Para llegar hasta aquí ha sido necesario que pasarán cuatro décadas de la vida del Museo, además de año y medio de trabajo para que se realice este «impulso desde la sociedad civil».

Amigos del Museo, tres formas de colaborar

Los Amigos del Museo de Bellas Artes han establecido tres modalidades de incorporación como palancas para involucrar al conjunto de la sociedad asturiana.

La primera de ellas, individual, permite sumarse por 25 euros anuales y, además del carné de socio y un regalo de bienvenida, supone el envío personalizado de la programación de la pinacoteca, un descuento del 50% en las publicaciones, visitas singulares a la exposiciones y el edificio y actividades organizadas en exclusiva por los amigos.

La segunda, corporativa, asciende a 150 euros anuales y, además del envío de la programación, las visitas y las actividades, supondrá el acceso a publicaciones gratuitas y recorridos por las exposiciones acompañados del comisario de la muestra o el director.

Y la cuota de benefactor (500 euros anuales) da derecho también a la inclusión del logotipo institucional. Un proceso que podrá hacerse tanto de forma presencial como por correo postal, además de por teléfono o a través de la web de la pinacoteca y, si se decide a dar el paso este mes, estará incluida la cuota de todo el año que viene, además de alguna sorpresa.