ActualidadMuseo-Bellas-Artes-Asturias-Amigos-Exposicion-Orlando-Pelayo

De junio a septiembre, uno de los grandes creadores asturianos del siglo XX

Oviedo, a 1 de junio de 2020.- Los Amigos del Museo de Bellas Antes animan a visitar la exposición temporal de la pinacoteca, titulada “Orlando Pelayo: Exilio y Memoria”, que se podrá visitar de junio a septiembre de 2020, en la planta -1, del Edificio  Ampliación. 

El Museo de Bellas Artes de Asturias aprovecha la oportunidad cel centenario de su nacimiento para rendirle un merecido homenaje proyectando una muestra dedicada al artista titulada Orlando Pelayo: exilio y memoria. 

Orlando Pelayo ya estuvo presente en los inicios de la pinacoteca asturiana que, curiosamente, este año está también de aniversario, pues cumple cuarenta años de andadura.

En este sentido, el 19 de mayo de 1980 abría sus puertas el Museo de Bellas Artes de Asturias.

Tan sólo quince después, Orlando Pelayo presentaba en las salas de la segunda planta del Palacio de Velarde la exposición Cuarenta años de pintura, 1939-1979. 

Otros cuarenta años después, el artista asturiano retorna a este museo a través de una muestra que vuelve a poner en auge a uno de los creadores asturianos más interesantes del siglo XX y de mayor proyección internacional.

Lo hará a través de una muestra en la que no sólo estarán presentes algunas de las muchas obras que el Museo de Bellas Artes de Asturias posee.

También con obras procedentes del Museo de Albacete así como de colecciones particulares, principalmente, de aquellas pertenecientes a los familiares del artista. 

La exposición mostrará trabajos de diferentes épocas del pintor ovetense.

Con pinturas de su conocida serie Cartografías de la ausencia, realizada desde finales de los años cincuenta hasta 1962.

También de las décadas sesenta, setenta y ochenta del pasado siglo, en las que unos personajes espectrales inmersos en ambientes inquietantes característicos del artista darán muestra de su particular e interesantísimo quehacer artístico. 

La pintura de Orlando Pelayo, caracterizada por la agilidad, la espontaneidad y la fuerza, supone un ejemplo riquísimo de la pintura de la segunda mitad del siglo XX.

Al artista es uno de los exponentes más interesantes dentro del conjunto de creadores asturianos de entonces. 

Museo de Bellas Artes: medidas de higiene y prevención Covid-19 

La exposición temporal “Orlando Pelayo: Exilio y Memoria” se presenta unos días después de que el Museo de Bellas Artes.

La reapertura fue el jueves 21 de mayo de 2020,  en horario normal, tras el final del confinamiento del Covid-19.

Se aplicó la apertura reduciendo un tercio de su aforo y con el uso obligatorio de mascarillas (excepto niños de 0 a 6 años).

La apertura se realiza con un procedimiento de higiene y desinfección que, más adelante, puede ser consultado. 

Los Amigos del Museo de Bellas Artes animan a revisitar la principal pinacoteca del Principado de forma presencial.

Al mismo tiempo felicita a la Dirección del Museo por haber mantenido el interés por medio de interesantes vídeos que compartía en redes sociales, recibiendo miles de visitas en los diferentes canales de comunicación digital. 

En el actual escenario de emergencia sanitaria motivada por el Covid-19, el Museo de Bellas Artes de Asturias ha implementado una serie de medidas higiénico-sanitarias..

La biblioteca del Museo de Bellas Artes de Asturias abrirá coincidiendo con la tercera fase a partir del 8 de junio. Se limitará el aforo de la misma. 

Las medidas fijadas que pueden ser consultadas son: 

Asimismo, puede ser interesante conocer: 

Amigos del Museo de Bellas Artes: Hazte Amigo 

Los Amigos del Museo de Bellas Artes han establecido tres modalidades de incorporación como palancas para involucrar al conjunto de la sociedad asturiana.

La asociación se presentó en la tarde del 5 de noviembre de 2019, de forma oficial en Oviedo, en la sede de la institución

Su presidente, Alfonso Martínez, interpeló a los asturianos y “animándoles a que se pregunten qué pueden hacer ellos por la cultura y el arte en Asturias”.

“Ser amigo del Museo significa convertirse en un mecenas”, subrayó Martínez durante un acto, al que asistió más de un centenar de personas. 

La primera de ellas, individual, permite sumarse por 25 euros anuales y, además del carné de socio y un regalo de bienvenida.

Supone el envío personalizado de la programación de la pinacoteca, un descuento del 50% en las publicaciones, visitas singulares a las exposiciones y el edificio y actividades organizadas en exclusiva por los amigos. 

La segunda, corporativa, asciende a 150 euros anuales y, además del envío de la programación, las visitas y las actividades

Supone el acceso a publicaciones gratuitas y recorridos por las exposiciones acompañados del comisario de la muestra o el director.  

Y la cuota de benefactor (500 euros anuales) da derecho también a la inclusión del logotipo institucional.

Un proceso que podrá hacerse tanto de forma presencial como por correo postal, además de por teléfono o a través de la web de la pinacoteca.